LOLA ÁLVAREZ BRAVO (Dolores Martínez de Anda)

septiembre 8th, 2008

Autorretrato, ca. 1950.

Lola Álvarez Bravo es la primera mujer fotógrafa profesional reconocida por México. Primera esposa del famoso fotógrafo Manuel Álvarez Bravo, se inició en este nuevo arte del siglo XX “por contagio”, como ella misma declara. Vamos a saber más de ella…

Lola por Gustavo Silva, ca. 1920

Nació en Jalisco casi con el siglo, en 1907, en el seno de una familia adinerada. Cuando muere su padre, ella (con 13 años) y su hermano pasan a ser cuidados por unos familiares. Se cría en un colegio de monjas y con apenas 20 años la gran ciudad, el DF, se abre ante sus ojos. También el amor. Se casa con Manuel Álvarez Bravo, a quien conocía desde la infancia, en 1925 y se van a vivir a Oaxaca. Es por él que decide cambiar su apellido. Su nombre era Dolores Martínez de Anda, pero conservó el de su marido, aún después de separarse. Y es por él también que se acerca a la fotografía, espiando, observando, aprendiendo en silencio, porque, según ella misma cuenta, él no le ponía las cosas fáciles: “Yo le decía: ‘déjame’, y él: ‘no, tú muévete’; pero ‘siquiera déjame revelar lo mío’, le insistía yo, y él: ‘no, tú muévete, muévete’.”
Lola quería otra cosa que lo que le estaba destinado como mujer, en aquel México de los años 20: “Cuando yo era niña me enseñaban a servir el té, a hacer pasteles y platillos franceses que, de tan decorados, se volvían infames y nadie quería probar. Nada de eso me gustaba. Se suponía que yo debía saber cosas porque era señorita, pero a mí me parecían denigrantes. También querían que aprendiera a tocar el piano. Yo sabía lo que iba a pasar: en las fiestas tendría que tocar para que los demás brincaran. Entonces dije que no. Dije que en todo caso yo también quería brincar.”
Como en tantas historias, la casualidad, la oportunidad y el deseo se confabularon para poner la primera cámara fotográfica propia en sus manos: en 1930, Tina Modotti, amiga de Manuel, fue deportada. Necesitaba dinero con urgencia y Manuel y ella le compraron dos de sus cámaras fotográficas; una, la Graflex, fue desde entonces completamente suya. Poco después, en 1931, Manuel cayó gravemente enfermo; Lola debió sacar adelante el trabajo que él hacía en la revista Mexican Folkways. Así pudo completar su formación y dedicarse a la fotografía como oficio para siempre.
Cuando en 1934 se separa de Manuel, deja a su hijo al cuidado de su suegra y se va a vivir con María Izquierdo (quien también se acaba de separar). El escándalo no se dejó esperar… Cuenta Lola: “Las mujeres que trabajábamos y lográbamos hacer algo, y que nos respetaran dentro de nuestro trabajo y por nuestro esfuerzo, éramos muy pocas. No porque se necesitara mucho valor para hacerlo, pues no había persecución contra las mujeres, aunque sí causábamos un poco de escándalo; sino porque lo que de veras se requería era mucha decisión”.

El ensueño (Isabel Villaseñor) , 1941.

A mediados de los años 30, logró cierta estabilidad como fotógrafa de la revista El maestro rural, una publicación de la Secretaría de Educación Pública. Lola retrató  la vida rural, recorriendo el país y con uan mirada propia. En 1936, le llegó su primer encargo importante: la documentación de una obra de sillería colonial que había sido parte del coro de una iglesia, pero en ese momento formaba parte de un salón de la Escuela Nacional Preparatoria. Ese antecedente le valió ser también convocada por revistas ilustradas y por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura y le permitió realizar fotografías de temas tan variados como creativos.

El duelo, 1950.

“Busco la esencia de los seres y de las cosas, su espíritu, su realidad. El interés, la experiencia propia, el compromiso ético y estético forman el tercer ojo del fotógrafo. Hay quien lo enfoca hacia el paisaje, yo me siento atraída por los seres humanos.” Su trabajo siempre estuvo signado por una toma de decisiones éticas. Moverse, crecer y desarrollarse en el mismo mundo que su ex marido no fue tarea fácil para ella. La fotografía también era un mundo de hombres en el que ella supo hacerse un espacio propio a fuerza de viajar, mirar, pensar y decidir: “Hay una confusión muy generalizada con este tipo de fotos en que dicen que se dedica uno a ser tercermundista o a regodearse con la miseria. Yo pretendo trabajarla de una manera que no resulte hiriente, pero también para señalar un estado de cosas. En todo caso, la fotografía de la miseria ha de servir para despertar buenas y malas conciencias, por lo tanto no debe permitir la fácil conmiseración ni tampoco la simple simpatía.”

Tríptico del martirio 2, 1950-51.

En los años 50 cuando regresa de un viaje de trabajo en Acapulco (y del cual es producto el Tríptico de los martirios) crea un espacio, la Galería de Arte Contemporáneo, el cual le ofrece a su amiga Frida Khalo para realizar la primera exposición individual de su obra, en 1953.

Frida, 1944

Convertida en la fotográfa de un México que iba desapareciendo ante su cámara, en 1961 y a causa de un infarto, sus actividades fueron mermando: “No tengo mayores pretensiones artísticas, pero si algo resulta útil de mi fotografía, será en el sentido de ser una crónica de mi país, de mi tiempo, de mi gente, de cómo ha ido cambiando México, en mis fotos hay cosas de México que ya no se ven más… Si tuve la suerte de encontrar y plasmar esas imágenes, pueden servir más adelante como un testimonio de cómo ha ido pasando y transformándose la vida; imágenes que me llegaron muy hondo, como electricidad, y me hicieron apretar la cámara.”

Entierro en Yalalag, 1946.

Murió, en 1993, a los 90 años, ya reconocida como artista y como maestra de fotógrafas.

Un artículo muy interesante, aquí

Y muy recomendable el libro de Elizabeth Ferrer, publicado en 2006 por Fondo de Cultura Económica de México.

Fuentes: Las/12 del 28-03-2007) – Suplemento del diario Página/12.// Wikipedia

Hay (6)que revolvieron “LOLA ÁLVAREZ BRAVO (Dolores Martínez de Anda)”

  1. isabelbarcelo dice:

    Una persona muy interesante y, sin duda, valiente o como ella misma dice, con una gran decisión. Son mujeres como ésta las que nos hacen soñar con un mundo mejor. Besos.

  2. Gloria dice:

    Gracias, Isabel, siempre aquí…

  3. Tere dice:

    Lei el libro de Elena Poniatowska (Todo Mexico Tomo 2)en el que entrevista Elena a Lola Alvares Bravo y lo que mas me impacto fue que Lola se relaciona profecionalmente y a la vez en amistad con los personajes del arte mas importantes de Mexico en el siglo xx: Maria izquierdo, Diego Rivera, Frida, Isabel Villaseñor y claro su esposo Manuel Alvares B. Quien fundo la primera escuela de fotografia en Mexico.

    ¡Gracias por el espacio!

  4. Martha Montero dice:

    Buen día… Por tu interés en Lola Álvarez Bravo te invito a conocer estas fotografías… ¡Saludos!
    http://archivotomasmontero.org/site/2012/03/22/fotografiar-a-la-fotografa/

  5. Gloria dice:

    Muchísimas gracias, Martha, por este enlace!! Muy interesante!!!

  6. rogelio torres dice:

    saludos

Revolver acá


Debido al spam, los mensajes deberán ser aprobados por la administradora de este blog.
Los comentarios fuera de tema, con insultos, con horrores de ortografía, o con lenguaje estilo sms no serán admitidos. Gracias.

 


.
El contenido de este sitio est bajo licencia Creative Commons License - patrocina -
Original Template and WordPress Theme by Karen Blundell (aka arwen54) - Modificado por Marcelo Aurelio