LAS TRES GRACIAS, RUBENS Y LA CELULITIS

noviembre 17th, 2005

Las Tres Gracias - Rubens
Peter Paul Rubens – 1625/30 – Museo del Prado

¿Por qué ha cambiado el modelo de belleza femenino desde el Barroco hasta nuestros días? ¿Por qué? (Esto habría que leerlo como un grito desesperado)

Las mujeres blancas tenemos celulitis. Es así. Y las clínicas de belleza, o como se las llame, viven de eso. Viven de querernos convencer de una mentira grande como una casa: que podemos combatirla.

Y entonces nos dicen que tomemos centella asiática, gingko biloba, fucus y cuantas hierbas y raíces naturales crezcan sobre esta tierra. Que tomemos tres litros de agua por día y que no tomemos café ni mate ni fumemos ni nada. Que comamos sano (léase: verduras, soja y demás tristezas).

Nos dicen que si hacemos eso y además nos ponemos vendas frías y contractores y parches con glucomanan, si nos hacemos masajes con geles criógenos y usamos planes de “shock” con drenajes linfáticos, entonces dejaremos de parecernos a las Tres Gracias.

Pero es mentira, y nosotras lo sabemos. Lo sabemos… pero nos decimos “¿Y si lo intentamos?”. Y ahí nos tienen, comprándonos manoplas y esponjas especiales, tomando agua como locas (y buscando un baño cada diez minutos). Tragando levadura de cerveza en polvo, que es de las cosas más asquerosas que hay en este mundo y kilos de cápsulas naturales milagrosas.

Ahí nos tienen probando con gimnasia localizada, aeróbica, strectching, spinning, step, aerobox, kickboxing, salsa, eutonía, yoga, pilates, la nueva “batuka” y todas las mil combinaciones de estas maravillas.

Ahí nos tienen, esclavas de dietas surrealistas. La de la luna, la de los astronautas, la de la sopa, la del pepino, la de la amiga de una amiga que tiene una amiga que con esta dieta bajó diez kilos en una semana y comiendo de todo…

Ahí nos tienen cuando empieza a avecinarse la primavera esperando el milagro de caber en los vaqueros de hace quince años, porque vimos en una publicidad que usando esa crema durante diez días te queda el cuerpo de cuando tenías 20…

Pero también es verdad que se nos pasa, que ese estado de locura nos dura poco y que sabemos que las mujeres de verdad tienen curvas como dice la película. Y también sabemos que las mujeres de verdad tenemos celulitis y arrugas y cicatrices de cesáreas, y marcas de la vida.

Cuidarnos, está bien, pero estaría bueno reconocer dónde está el límite.

Hay (19)que revolvieron “LAS TRES GRACIAS, RUBENS Y LA CELULITIS”

  1. Supermodelos dice:

    […] os algún día de compararnos, o de que nos comparen, al “grupo de las 8”?
    Acabo de leer un post de un blog amigo que me ha hecho recordar esa campaña y ahí va el cart […]

  2. Dael dice:

    (otro grito desesperado) ; )

  3. Azul dice:

    Me encantan las tres gracias, me encanta que no se estereotipe a una mujer por el peso o la celulitis, las mujeres que trabajan día a dia, son así…naturales, bellamente naturales.

    Bikos mil y buen fin de semana!

  4. sire dice:

    Buena reflexión a la que invitas hoy.

    Besetes!!!

  5. callejera dice:

    Gloria, ya ves que a mi “supermodelo” no se le ve la celulitis, pero tiene carnes, curvas… y lo más importante: ¡se gusta a sí misma! A ver si pasamos ya de complejos y de comparaciones.
    Saludos, besos y abrazos…

    (nota: no sabía si tenía que pedir permiso para enlazar directamente a un post, todavía soy novata en comentar y enlazar. Gracias también por tus comentarios)

  6. fHEDOSSII dice:

    Ay, amiga, no se preocupe tanto! Yo creo que donde hay carne hay alegría.
    Saludos muchos.

  7. gloria dice:

    Gracias chicas, amigas, me encanta leerlas…

    Gracias Fedosy!!!! Jajajajajaja, qué buena onda!!!!

  8. Mariana dice:

    Estoy de acuerdo con tu post!

  9. gloria dice:

    Gracias, Mariana y espero que sigas revolviendo!

  10. Diana Araujo dice:

    creo que si la mayoría de las mujeres leyeran este artículo existiera en el mundo menos casos de anorexia y de bulimia. lo mejor es estar conforme con uno mismo

  11. Gloria dice:

    de acuerdo, Diana, pero a veces parece que las cosas no son tan fáciles… un abrazo!

  12. CARMEN dice:

    SI UN GRITO DESESPERADO
    YO HE HECHO DE TODO Y AVECES ME DESVALORO POR TENER CELULITIS SIENTO QUE NO VALGO PARA UN HOMBRE QUE LE DARE ASCO AYUDA AMIGOS..

  13. Gloria dice:

    Carmen… la frase “no valgo para un hombre” debes quitarla de tu mente YA. Primero, tu vales para tí, con o sin celulitis… el hombre que no te quiera por eso, no vale para tí… entendido? 😉

  14. No celulitis dice:

    Chicas,
    miren este sitio. Hay muuuchos consejos para que dejemos de sufrir con la celulitis.
    http://www.nocelulitis.com.ar

  15. Gloria dice:

    lo miraremos, gracias.

  16. Wagner Ruiz dice:

    Gracias a la vida que me he dado tanto… decía Violeta Parra y gracias a las mujeres que hacen posible la vida. ES una de las mas potentes reflexiones de una mujer para hombres y mujeres.

  17. Gloria dice:

    Gracias a vos, Wagner!

  18. Tiamus dice:

    muy buena reflexión, deberíamos tenerlo siempre y tod@s en cuenta. muchas gracias por compartirlo con nosotros, Gloria!

  19. Gloria dice:

    Un saludo Tiamus y bienvenida/o a mis cajones!!!

Revolver acá


Debido al spam, los mensajes deberán ser aprobados por la administradora de este blog.
Los comentarios fuera de tema, con insultos, con horrores de ortografía, o con lenguaje estilo sms no serán admitidos. Gracias.

 


.
El contenido de este sitio est bajo licencia Creative Commons License - patrocina -
Original Template and WordPress Theme by Karen Blundell (aka arwen54) - Modificado por Marcelo Aurelio