WALLIS SIMPSON Y LAS UÑAS PINTADAS

mayo 3rd, 2006

Existen dos versiones de la historia de la mujer por la cual un rey abdicó. Una es romántica; la otra, oscura.

Wallis Simpson

Wallis y el heredero del trono de Inglaterra se conocieron el 10 de enero de 1931. Ella era, por entonces, una hermosa mujer divorciada y casada por segunda vez. Tenía 35 años, era alta, bella y muy independiente.
Él, era rubio, tímdo, algo vergonzoso y muy educado.
La Corte de Inglaterra quería por todos los medios evitar esa relación y buscarle al futuro rey una esposa digna de su rango y sobre todo, soltera.
Pero no tuvieron éxito.
Cuando en 1936 muere el rey Jorge V, Edward asciende al trono. Pero inmediatamente se enfrenta con su familia y con el gobierno al anunciar su intención de casarse con Wallis.
Firme en su decisión, abdica y se casa con la mujer que amaba, reservándose el título de Duque de Windsor. Se casaron el 3 de junio de 1937.

Wallis y Edward el dia de su boda

El lado oscuro de la historia es que además de la crítica social feroz, debió enfrentarse a las acusaciones de simpatizar con el nazismo y de desmentir, tal vez sin éxito, que su casamiento era sólo una pantalla para su homosexualidad.
Edward murió en 1972, Wallis en 1986. Fueron enterrados juntos en el cementerio real de Windsor. Y seguramente, sólo ellos saben la verdad de su historia…

La nota de color (nunca mejor dicho) es que fue Wallis quien en 1935 lanzó la moda de las uñas esmaltadas de color rojo usando una laca que había encontrado en un viaje a China; hasta aquel momento, las mujeres hacían brillar sus uñas puliéndolas tan sólo con una piel de gamo o poniéndose un barniz transparente.
Charles Revson, un joven estadounidense que estaba abriendo un pequeño laboratorio de cosmética, decidió aprovehcar la idea, preparando apresuradamente un esmalte rojo fuego al que llamó Wallis.

Fuente: “El mundo de los perfumes” – Ed. Planeta DeAgostini

Hay (11)que revolvieron “WALLIS SIMPSON Y LAS UÑAS PINTADAS”

  1. bellota dice:

    Gloria:
    no conocía esta historia para nada.
    me ha parecido muy interesante!

    un abrazote

  2. Luxa dice:

    soy discípula de wallis por el contiuo esmalte rojo, sin saberlo.
    me acabo de dar cuenta por qué me gusta pasar cada tanto a la noche: me contás lindos cuentos antes de dormir.
    adieu

  3. Gloria dice:

    Qué lindas cosas me dicen!!! 🙂

  4. Montse dice:

    Ves como lo que te dije es cierto? ¿De dónde sacas tanta información?
    ¿Cómo te enteras de tantas cosas? Seguro leyendo, pero ¿a qué hora lees?

    Besitos,
    Montse

  5. Gloria dice:

    Jajajja, Montse, qué bonita!!
    No sé, leo, pienso, recuerdo cosas que sé que tengo por ahí, las busco… disfruto haciendo esto, me despeja y me encanta el ida y vuelta que se produce…

  6. Stella dice:

    merde???

    ella (o el 🙂 fue???

    que grandeeeee

    🙂

  7. Gloria dice:

    🙂

  8. claudia dice:

    En esa situación Eduardo VIII abdicó en favor de su hermano (que se convertió así en Jorge VI) el 10 de diciembre de 1936 (parece ser que Wallis, escondida de la prensa en Francia, comentó que había sido un imbécil). Eduardo se convirtió así en el duque de Windsor y salió con Wallis de Gran Bretaña dado que de alguna forma se les hizo saber que su presencia allí no era muy grata. Ambos le cogieron mucho odio tanto a Gran Bretaña como a sus instituciones (fue mutuo, la prensa británica nunca trató a Wallis de “Alteza Real”).

    La desgraciada pareja decidió marcharse a Austria, pero allí recibió una misiva de Charles-Eugène Bedaux, un ingeniero industrial y multimillonario francés inventor del “Sistema Bedaux”, una forma de optimizar el rendimiento de las empresas consistente básicamente en hacer trabajar más por menos sueldo. Bedaux, propietario de un gran emporio y muy relacionado con Henry Ford (un furibundo antisemita) y Krupp, les invitaba a celebrar la boda en su palacio de Candé, Francia.

    Conviene comentar otros aspectos de Bedaux, y es que era un nazi convencido, amigo personal de Hermann Goering, Rudolf Hess y el propio Adolf Hitler; además había espiado para los alemanes durante la 1ª G.M. El hombre hasta tenía una casa en Berchtesgaden, cerca de la de Hitler. Bedaux siguió espiando para Alemania durante la 2ª G.M. y en 1941 los nazis le nombraron Consejero Económico y Experto en Producción del Reich. En 1942 estaba en el Marruecos francés, controlado por Vichy, y allí le sorprendió el desembarco aliado de la Operación “Torch”; trató de hacerse pasar por anti-nazi pero después de una cena con el general Eisenhower fue detenido por el servicio secreto de De Gaulle. Estuvo un año preso y entonces fue entregado al FBI. Dos meses después se suicidó (o “fue suicidado”).

  9. Veronica dice:

    Que grande es la historia y a mi que me encanta tanto leer es super interesante y ya ahi enlaza muchas cosas bueno chau seguire leyendo!!!!!!!!!!!!!!!

  10. Vicky dice:

    Muy chevere!..wow como un hombre puede renunciar al trono por una mujer!

  11. Gigi dice:

    Siii, existe una pel`picula basada en esta hitoria llamada El Romance del siglo ( o algo asì) es muy buena.

Revolver acá


Debido al spam, los mensajes deberán ser aprobados por la administradora de este blog.
Los comentarios fuera de tema, con insultos, con horrores de ortografía, o con lenguaje estilo sms no serán admitidos. Gracias.

 


.
El contenido de este sitio est bajo licencia Creative Commons License - patrocina -
Original Template and WordPress Theme by Karen Blundell (aka arwen54) - Modificado por Marcelo Aurelio