NOMBRARNOS EN FEMENINO

junio 17th, 2006

Soy de las que piensan que lo femenino necesita ser nombrado.
Soy de las que usan la @ o el as/os.
Y estoy cansada de escuchar decir que esa forma de escribir hace a la lectura de un texto engorrosa y difícil. Y me pregunto… ¿qué es lo que molesta de esa forma de escribir?
¿Será que molesta porque nos hace presentes a las mujeres?

El universal neutro masculino es una mentira que nos hicieron creer. El uso del masculino en el lenguaje no es ni universal ni neutro. Sólo nombra a una parte del mundo e invisibiliza a la otra.

Florence Thomas dice: “El lenguaje es el fundamento de la reproducción del sexismo; es un aparato de construcción y de representación de la realidad y por consiguiente de la acción sobre ella por medio de elaboraciones simbólicas. A través de él internalizamos ideas, imágenes, modelos sociales y concepciones de lo femenino y de lo masculino, entre otras…”

Hay (49)que revolvieron “NOMBRARNOS EN FEMENINO”

  1. marcos dice:

    Coincido con parte de tu planeo.
    Yo suelo usar las formas duales, A PESAR de que son algo molestas para leer.
    Creo que tendríamos que encontrar alguna forma neutra más legible que usar
    la @ o el os/as.
    Saludos a tod@s
    Marcos

  2. Gloria dice:

    Marcos, habrá que seguir buscando… y en eso estamos. Gracias por tu comentario.

  3. Carlos Martinez dice:

    Yo pensaba igual y decidí hablar en femenino ¿cual fué el resultado? pues confundirme con una locaza de la vida y despistar demasiado sin pretenderlo. Todavia lo hago, y bueno, pues no pasa nada importante. Ahora el a/o y o/a tan de moda entre politicos pelotas no lo aguanto por lo falso, y por el trabajo que me daria imitarlo.

  4. Gloria dice:

    Yo también pienso que a veces puede ser pesado el uso del femenino, pero mientras no encontremos un nuevo modo de nombrarnos… seguiremos así… a los políticos dejésmoslos a un lado, siempre se suben a los trenes que creen que los llevan hacia la gente…
    Un abrazo, Carlos.

  5. Ibérico dice:

    No estoy de acuerdo. En las lenguas románicas, y en otras, el masculino plural es genérico. Eso de decir dos veces lo mismo cada vez que aparece un plural genérico, para que no se vea como machista, me parece falso e innecesario, además de incorrecto.

  6. Gloria dice:

    Ibérico, no estás argumentando, sólo decís que no estás de acuerdo y que es incorrecto afirmar lo que afirmo. No es suficiente, necesito saber por qué penás eso. Que en las lenguas románicas el uso del plural masculino es genérico ya es sabido, pero eso no invalida que sea un uso machista y patriarcal del lenguaje… no?

  7. Ibérico dice:

    Pensaba que una razón lingüística bastaba. Veo que no. Pero no creo que emplear el plural genérico sea un uso “machista y patriarcal”. Lo que decimos puede serlo o no, nuestra actitud puede serlo o no, pero no lo será por usar o no ese plural ni dejará de serlo por usar siempre el plural en masculino y femenino (cuando ya el genérico los incluye a los dos). Un mismo argumento puede ser excelente o pésimo en una persona que diga siempre “-os/-as” o en otra que diga simplemente “-os”. Imaginemos que un argumento machista se reviste de “-os/-as”, por la razón que sea (por ejemplo, en boca de un político farsante). ¿No será un uso más machista y patriarcal que el que hago yo (que me considero defensor de las mujeres sin decir siempre “-os/-as”. Protesto pues, y reclamo mi derecho al plural genérico; y continúo oponiéndome al supuesto uso “feminista” (¿y matriarcal?).

  8. Gloria dice:

    Ibérico, varias cosas:
    1) a mí no me incluye el plural masculino.
    2) estoy de acuerdo que el simple hecho de usar el os/as no demuestra que las personas estén de acuerdo y puede ser sólo un hecho político
    3) insisto en que estoy de acuerdo con Florence Thomas, el lenguaje nos construye y a las mujeres, en nuestra lengua castellana y en muchas otras, decía, a las mujeres nos ha construído en masculino y la cuestión es que eso se haga visible.
    4) “matriarcal”, justamente por el uso del lenguaje, no tiene el significado ni el sentido opuesto a “patriarcal”.

    Un saludo

  9. orlanda dice:

    La lengua no puede ser algo rígido, un conjunto de reglas a las que me tengo que encorsetar, definidas por
    una academia casi exclusivamente masculina y alejada de la realidad,
    está para nombrar lo que siento, lo que pienso, lo que vivo, para decirme y decir lo que veo,
    está para que la utilicemos como mejor nos parezca. La inventamos y la creamos mientras vivimos, cada
    mujer y cada hombre.

    Como dice Ana Mañeru nombrar lo femenino lo incluye en la realidad. Y no nombrándolo estamos fuera de la
    representación simbólica del mundo. Yo elijo nombrar lo femenino, reconocer a las mujeres que han estado
    antes que yo.

    Un saludo

  10. Gloria dice:

    De acuerdo con vos, orlanda.
    Y aprovecho para citar algo que decía Wittgenstein, y que me parece que ilustra lo que pienso: “El límite de mi lenguaje, es el límite de mi pensamiento, de mi mundo” decía él…

  11. Miguel dice:

    Pues yo creo que la situación actual discrimina al género masculino en idiomas como el español. Resulta que lo masculino es a la vez neutro y compartido, en cambio lo femenino es excluyente.
    Lo correcto sería crear un género propio y exclusivo para lo masculino y dejar el neutro-masculino actual como neutro. O eso o eliminar lo femenino excluyente.

  12. Gloria dice:

    Uy, Miguel… o me estás tomando el pelo o tu propuesta es surrealista…
    Un abrazo

  13. Jorge dice:

    Totalmente de acuerdo con Miguel. En alemán existen los géneros masculino, femenino y neutro, pero sólo en singular, mientras que en plural se usa el mismo artículo que en el femenino singular. Y allí las feministas se quejan de que el femenino no tiene entidad propia y excluyente, ya que se usa también para el plural de los 3 géneros. Y es que el que quiere sentirse discriminado siempre encontrará la manera…

  14. Gloria dice:

    Jorge, gracias por tu comentario.

  15. María dice:

    Creo que querer notar el femenino por estos cauces, igualándolo al masculino incluso en los plurales genéricos, es absurdo (hablo como mujer y como licenciada en filología hispánica). Por la misma regla, un hombre que esté orgulloso de serlo debería negarse a que lo incluyeran en un femenino genérico como “las personas” o “la gente buena”? …Estas cosas sacan las cosas de quicio y no hacen precisamente que nos valoren más

  16. Gloria dice:

    María, lo siento pero no sé si tu comentario va dirigido al post o a los comentarios que éste generó… podés ser más explícita?
    Gracias por pasar a revolver!

  17. María dice:

    Me refería al post, y también a algunas de las respuestas que defienden de forma absurda esa manía de hacer notar el femenino, aunque resulte repetitivo y aunque atente contra una de las reglas de la lengua, la de la economía lingüística. Lo escribí muy rápido porque me estaba fallando el ordenador y hay algunos fallos en el mensaje, quizás por ello no se entendiera.
    Yo soy mujer y no me siento ofendida cuando se utiliza el plural genérico masculino. Y, como decía en el mensaje anterior, es igual de absurdo que si los hombres no quieren ahora utilizar plurales genéricos femeninos como “la gente”, “las personas”, “la ciudadanía”…Reconozco que son más los plurales genéricos masculinos y que la regla general de que el masculino englobe al femenino puede ser resultodo de una convención que pudo ser arbitraria en su origen, pero ahora es una norma lingüística sin más. Y si no gusta, lo que puede hacerse es usar, en lo posible, términos que no marquen el género en masculino (la humanidad en lugar de el hombre, las personas en lugar de los humanos…)pero lo de hacer notar el femenino a costa de fórmulas ridículas y repetitivas rompe con la corrección de esa norma, es una cuestión personal que va más allá de lo lingüístico y que hace que las mujeres algunas veces seámos patéticas en esto de querer llevar nuestro feminismo hasta en la forma de coger la cuchara…Esta es mi opinión, aunque respeto la vuestra, claro, y además no soy nada machista ni me gusta el machismo. Pero en este tema tengo que criticar el uso de la @ y de los finales odiosos en a/o, porque creo que eso es una manera de escribir antieconómica que se han inventado los y las polític@s y que no tiene mucho que ver con el machismo sino con la cabezonería que reina hoy día.
    Y por si a alguien le interesa lo que dice la RAE al respecto podéis mirar en esta dirección: http://www.uv.es/~ivorra/documentos/RAE.html

  18. anarkoduende dice:

    Un tema complicado…
    Es cierto que el uso de a/o y @ puede ser pesado.
    No se, lo mejor que se me ocurre es usar el masculino y el femenino como neutro indistintamente. Si nos acostumbramos a no a no asociar los plurales masculinos y femeninos a un género en concreto se arreglaría el asunto, no?

  19. aryekaix dice:

    ¿Y cómo se pronunciaría el @ o el a/o? :S

  20. Gloria dice:

    me gusta que siga la polémica de tanto en tanto!!

  21. IGUALES Y DIFERENTES-- UN CAJÓN REVUELTO dice:

    […] tiempo escribí un post que generó varios comentarios y cierta polémica en relación al uso del lenguaje no […]

  22. Sasa dice:

    Hola!
    Mi propuesta es la siguiente: creo que lo justo y equitativo es que si quien habla es un hombre, lo haga en masculino, y si quien lo hace es una mujer, lo haga en femenino. No creo que tenga sentido que una mujer tenga que decir ‘nosotros’. “Si eres mujer, habla en femenino” ¿qué os parece?

  23. Carlos dice:

    No me parece un tema tan complicado.
    Imaginense por ejemplo a una madre que tiene dos hijos y tres hijas, los lleva al zoológico y de repente anda por ahí suelto un animal feroz, estoy seguro que ella les dirá algo así como: “vamos todos al auto”, aunque si es muy feminista o cree que la palabra no la incluye a ella misma ni a sus hijas, probablemente diría:”vamos todos y todas al auto”.
    Tratar de siempre mencionar los dos géneros no me parece práctico, ni natural, de otra forma Gloria de forma natural hubiera dicho: “A los políticos y a las políticas dejémolos y dejémolas…”
    !Se imaginan cuán engorroso sería leer un libro¡ El título de una de las obras de Mario Vargas Llosa tendría que ser: “La ciudad y los perros y las perras”.
    Al ir a un restaurante deberíamos encontrar: “La especialidad de hoy es cerdo/cerda asado”.
    Mi consejo para todos los que quieran hablar así es que lo hagan, pero yo pienso que no se instaurará como regla simplemente porque no me parece natural…
    Pero cualquiera que quisiere hacerlo debería tener la oportunidad de hacerlo, o también puede optar por hablar en otro idioma.
    Vale

  24. Gloria dice:

    Evidentemente es un tema que genera molestias y eso está bien porque nos hace pensar, lo que sucede es que lo que está bueno es traer argumentos sólidos y no intentar ridiculizar el tema.

    Gracias a tod@s por los comentarios!

  25. Pier dice:

    Yo no soy machista. No creo que la mujer sea mejor o peor que el hombre. Soy un hombre y me considero unA personA, y un ser humanO. Utilizo el plural genérico porque asi es como funciona el idioma español. Esa es precisamente la idea de un idioma, que todos utilicemos el mismo para entendernos.

    El machismo viene por educación, tanto de parte de los hombres como de las mujeres. Eso es lo que hay que cambiar. El pensamiento polarizado que separa a los hombres de las mujeres.

    Somos ante todo personas, y despues hombres y mujeres. Cualquier razonamiento que pase por encima de este hecho universal termina inevitablemente en la división de los sexos, que es la base del machismo y/o feminismo.

    Además no hay que olvidar que el proposito de un idioma es la comunicación. Es una herramienta de comunicación. No es una herramienta política o sexista, como estas proponiendo.

    Seria como decir que como los cubiertos (herramientas para la alimentación) tienen forma fálica inducen al machismo… lo cual estarás de acuerdo, no tiene ningún sentido.

  26. Sasa dice:

    Si los hombres usan el masculino como neutro ¿porqué no usamos nosotras el femenino como neutro? Así dejaremos de decir “feliz con uno mismo” y cosas así.
    No voy a discutir si es machista o no, porque es demasiado evidente. Por cierto ¿qué os parece que el reglamento de la Unión Europea obligue a que en los semáforos aparezca la imagen de un hombre?

  27. Las Reinas del Garito dice:

    Nos atrevemos a hacer de defensoras del “diablo”. Consideramos el uso de os/as y de la horrorosa @ verderamente molestos, más aún, innecesarios en un texto.

    En algunos casos es fácil encontrar opciones mejores. En vez de hablar de los ciudadanos se puede hablar de la ciudadanía, en vez del Hombre, se puede hablar de la Humanidad. Si debemos referirnos a los vecinos podemos mencionar el vecindario… Si no existen términos genéricos que no dependan del masculino plural hasta podrían derivarse de manera lógica de los términos existentes.

    El lenguaje puede ser y es machista, pero las soluciones para cambiarlo poco a poco deben ser funcionales y no unas “normas rígidas y arbitrarias” como aquellas a las que se critica.

    En cuanto a los semáforos, los que representan figuras con faldas con manifiestamente sexistas a nuestro entender y rozan simplemente el ridículo. Un muñeco de los de siempre representa a una persona, mientras que asociar la falda al género femenino es bastante restrictivo.

    Saludos.

  28. Ana dice:

    Mas bien la pregunta es que complejo de inferioridad te hace tener que forzosamente hacer eso, en otros idiomas como el aleman el plural y la forma propia es femenina y no vez a alemanes machistas diciendo que se use tambien en masculino.

    er – el
    sie – ella
    sie – ellos y ellas
    Sie – Usted (con mayscula Sie)

  29. Alejandro dice:

    Hola.

    Dices: “Y estoy cansada de escuchar decir que esa forma de escribir hace a la lectura de un texto engorrosa y difícil. Y me pregunto… ¿qué es lo que molesta de esa forma de escribir?
    ¿Será que molesta porque nos hace presentes a las mujeres?”

    Y yo te contesto: Yo soy de los que lo usaban. Y lo he dejado de usar porque me he dado cuenta de que es absurdo, no lleva a nada más que a crear polémica, es difícil de leer, pero sobre todo, porque exluye a un grupo de personas que ya lo tienen bastante jodido por su condición de ser ciegos. Sí, con la tontería (porque ahora pienso que lo es) de escribir así, estas personas tienen realmente difícil leer un texto con los programas de lectura oral de los que disponen (ya ni te cuento la manía e escribir como si de un SMS se tratara). Si tan incluyentes queremos ser, no excluyamos a los invidentes.
    Yo he sido profesor, y cuando me dirigía a la clase, tenía (y tengo) la costumbre de contar antes a los hombres y las mujeres. Si eran más los hombres, hablaba en masculino cuando tenía que usar el plural. Y si eran más mujeres, usaba el femenino. Esa es una forma más correcta de abordar la cuestión. Pero la más correcta es hacerlo con normalidad. Por favor, los problemas de discriminación que existen no se van a solucionar con estas cosas. Como bien decía alguien por arriba, quien se quiera sentir excluido, encontrará la forma de conseguirlo. La igualdad empieza por la normalidad; lo contrario sólo crea rechazo donde antes no lo había.

    Por favor, pensad en los invidentes.

    Saludos,
    Alejandro

  30. Gloria dice:

    Hola Alejandro, gracias por tu comentario. Entiendo lo que decís… en todo caso, habrá que inventar algo para los invidentes, no lo había pensado. Insisto en que lo que no se nombra, no existe…. así que… hay que recrear e inventar un lenguaje que nos nombre a tod#s.
    Cariños!

  31. Patricia dice:

    Hola, soy absolutamente feminista desde niña, he rechazado toda imposición en la cual por ser mujer, me relagaba, en fin estoy en absoluto en contra de las discriminaciones, siempre son arbitrarias. Pero creo que utilizar esta modalidad es del todo alopática. “la igualdad” la que necesitamos toda mujer para vivir, no viene por poner los femeninos como plurales sino en nuestra educación desde niños, en la exclusión de “dioses y edulcorantes espirituales” donde la dignidad femenina queda excluída y el patriarcado y por ende el machismo quedan isntitucionalizados, oficializados; no nos equivoquemos cambiar la lengua nos estretiene y nos hace perder el norte, aquí no está el problema, el problema está fuera. Esta es otra de la manipulaciones que nos desvían.

  32. Carlos dice:

    El lenguaje que tenemos ya nos nombra a todos. El genero gramatical, si bien se puede relacionar con el género físico, no siempre se restringe a él. Piensen en el género de las cosas, LA cuchara, EL coche etc. Cuando digo “todos” (x ej “todos somos humanos”, “todos al coche” etc) estoy incluyendo a hombres y a mujeres, y si así es entendido por todos los hispanohablantes; porqué recurrir a artificios y complicar el lenguaje.

    Los grupos de apoyo a la mujer deberían preocuparse por cosas más serias, que cambiar la forma en la que el lenguaje funciona de forma natural, el cambio se dará poco a poco, como lo hacen las lenguas naturalmente. Pero forzarnos a escribir y hablar de una forma artificial, sólo para contentar a una minoría que se siente discriminada por el uso del lenguaje tal como está constituido; me parece un absurdo.

  33. NOMBRARNOS EN FEMENINO II-- Un cajón revuelto dice:

    […] Hace muchos años, escribí un post (que aún sigue recibiendo comentarios) sobre la necesidad de nombrarnos en femenino. […]

  34. Charo dice:

    Si bien durante milenios se ha utilizado la expresión masculina para referirse a ambos sexos, hay que tener presente que el lenguaje obedece una jerarquía de géneros instaurada dentro de una cultura y una sociedad machista. Esta ha sido transmitida de generación en generación obedeciendo una racionalidad que discrimina a la mujer. El hecho de que el lenguaje masculino se haya arraigado como hábito en el mundo hispanohablante no quiere decir que sea una forma “natural”.
    Justamente son los grupos de apoyo a la mujer que DEBEN de comenzar por cambiar algo tan elemental como es el lenguaje por estar profundamente implicado en la reproducción de formas de PENSAR. El pensamiento a su vez es el germen de las actitudes y por ende de conductas sociales. Los medios, y la publicidad, se envuelven también en mecanismos sutiles y eficaces que refuerzan un imaginario que ve a las mujeres dentro de roles tradicionales (sumisos) u objetos sexuales, al mismo tiempo que ocultan situaciones de discriminación.
    El lenguaje y la publicidad sexista, atentan contra la dignidad de la mujer y suelen encasillar a hombres y mujeres en roles asignados culturalmente que refuerzan los estereotipos de género.

  35. Aymará dice:

    Wittgenstein también sostiene que el significado de las palabras y el sentido de las proposiciones está en su función, su uso (Gebrauch) en el lenguaje, vale decir, que preguntar por el significado de una palabra o por el sentido de una proposición equivale a preguntar cómo se usa. Por otra parte, puesto que dichos usos son muchos y multiformes, el criterio para determinar el uso correcto de una palabra o de una proposición estará determinado por el contexto al cual pertenezca.

  36. Castro dice:

    Las palabras tienen género, las personas sexo. No sé por qué todavía siguen peleando por las engorrosas redundancias si las palabras no tienen sexo. Las mujeres seguirán existiendo y siendo mujeres, sin importar el género de un artículo definido. Pero al transgredir a las palabras éstas si dejan de existir.

  37. Ard dice:

    Curiosamente estoy haciendo un artículo para una asignatura de periodismo sobre este tema. Investigando por la web he encontrado todo tipo de declaraciones (algunas vergonzosas y otras vergonzantes) pero hasta ahora no había comentado en ningún lado. Me gustaría hacerlo aquí por lo bien argumentado que está todo, aunque el principio quizás no tanto.

    Para empezar, solo aclarar que doy por sentado que nuestra sociedad es machista. Lo será en mayor o menor medida, y espero que esto último según avance el tiempo, pero lo es. Las mujeres trabajan lo mismo y cobran menos. Las mujeres tienen los mismos conocimientos y acceden a peores puestos. Las mujeres tienen una jornada de veinticuatro horas pues también se encargan del hogar la mayoría.

    Sin embargo, me temo que el lenguaje en esto poco tiene que ver. Para empezar, el lenguaje es neutro en su sintaxis. Lo creamos o no, el lenguaje no nace de una “cúpula” de expertos viejos y encorsetados, si no que nace del latín y deriva del uso de sus hablantes. Por ello mismo, un lenguaje que usa hombre para definir en plural a hombres y mujeres, lo hace por el uso que dan de ello sus hablantes. La mitad de los cuales son mujeres.

    ¿Por qué? Bueno, podemos echar la culpa a esa camarilla de viejos encorsetados que a oscuras deciden como hablamos todos (menos leistas, laistas, yoistas, y un largo etcétera que se salta las normas). A pesar de ello, me decanto más por pensar que esto tiene que ver, más que nada, por asuntos económicos.

    ¡Maldita economía, siempre fastidiando! Pues si, pero en este caso hablamos de la economía del lenguaje. El hombre y la mujer tienden a economizar en el uso de las palabras cuando habla. ¿Quién no ha oído un “Ta’luego” en vez de su forma correcta? Así que en vez de usar un:

    “Sólo los venezolanos y venezolanas por nacimiento y sin otra nacionalidad podrán ejercer los cargos de Presidente o Presidenta de la República, Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, Presidente o Presidenta y Vicepresidentes o Vicepresidentas de la Asamblea Nacional, magistrados o magistradas del Tribunal Supremo de Justicia, Presidente o Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Procurador o Procuradora General de la República, Contralor o Contralora General de la República, Fiscal General de la República, Defensor o Defensora del Pueblo, Ministros o Ministras de los despachos relacionados con la seguridad de la Nación, finanzas, energía y minas, educación; Gobernadores o Gobernadoras y Alcaldes o Alcaldesas de los Estados y Municipios fronterizos y de aquellos contemplados en la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional.” (Constitución de la República Bolivariana de Venezuela)

    La mujer y el hombre deciden economizar y hacerlo más simple. Pongo en duda que nadie hable con las desdoblaciones que tiene este texto. ¿Que hacemos entonces? ¿Un lenguaje para escribir y otro para hablar?

    Tampoco hay que olvidar que el universal femenino también existe. ¿Es este mayoritario? Ni mucho menos, pero cual sería la solución ¿Hacer una lista con todos los que existen y dividirlos a la mitad, unos en femenino y otros en masculino? No se si habrá alguien defensor de esta idea, pero que no se ofenda si digo que me parece ridícula.

    Por supuesto, muchas palabras cambian de connotación dependiendo de si son masculinas o femeninas, véase el clásico zorro y zorra. Pero eso poco tiene que ver con el género masculino.

    Por lo que he podido leer en todos los sitios donde se debate este asunto, algo me hace pensar que el problema radica justo en esta palabra -género-, confundida a menudo con -sexo-.

    Si utilizamos la RAE, veremos que el término -género- no aparece en ningún momento para designar si algo tiene pito (metafórico) o no. Su uso hace referencia a un grupo de palabras, a un “tipo” de palabras.

    El sexo es lo que hace o no sexista a alguien, no el uso del género. El uso del género hace parecer a alguien borrego o inculto, pero no machista, pues como bien se dijo al principio, un uso de lenguaje “no sexista” (las comillas porque como ya he dicho ese lenguaje no existe, lenguaje solo uno y neutro) se puede utilizar para comentarios sexistas.

    Para terminar, quiero dejar completamente claro que mi opinión es eso, una opinión y nada más. Con esto no deslegitimo la de nadie ni pretendo hacerlo. Intervengo aquí por lo curioso que me resulta el asunto.

    Si me gustaría hacer un ultimo comentario final con el mayor de los respetos y esperando que nadie se lo tome a mal, aunque no estoy seguro de ello. Durante todos los comentarios he estado viendo como se intercambiaban citas como cañonazos en una batalla. No tengo nada en contra de las citas, pero usarlas como una argumentación en si mismas es un error. Decir que tal o cual persona hizo tal o cual comentario no dice nada a favor o en contra de ese comentario, es necesario argumentarlo. Es mejor hacer una argumentación propia que poner un millón de citas.

    “Aunque cincuenta millones de personas digan una estupidez, sigue siendo una estupidez” – B. Russell

  38. Libertad dice:

    Ufff… menudo/a rollo/a.

    1º. Cualquier postura extremista es injusta. No se puede luchar contra el machismo defendiendo el feminismo, como no se puede luchar contra el fundamentalismo islámico con el fundamentalismo cristiano.
    2º. Somos todos personas, independientemente de nuestro sexo.
    3º. Las palabras “machista” y “patriarcal” me dan repelús.
    4º. ¿Por qué no intentamos simplemente entendernos y convivir, hombres y mujeres, mujeres y hombres? Juntos lo pasamos ¡GENIAL!
    5º. Ains… qué lata de debates!
    6º. Se me acaban los/las puntos/puntas.
    7º. Se acaba de despertar mi hijo/a. Voy a darle un beso/a de buenos/as dias/os.

    Resumiendo: ante la duda ¡USEMOS EL SENTIDO COMÚN! (que lleva algunos años en paradero desconocido).

    Nota al/la moderador/ora: Este mensaje no está fuera de tema, no contiene horrores de ortografía y no está escrito con lenguaje sms, cumpliendo las normas. Rogaría fuera aprobado y publicado en su web. Atentamente, un/a nuevo/a lector/ora.

  39. Gloria dice:

    Bienvenida al blog, Libetad! Me parece genial que mi post te de ganas de responderlo. Yo lo apruebo y ahí queda, no voy a seguir con el debate porque hay puntos de partida que son tan diferentes que no terminaríamos nunca, por ejemplo, no somos todas personas con independencia de nuestro sexo, lo que nos hace ser lo que somos es justamente nuestro sexo.
    Y otra cosa, tu post no tiene faltas de ortografía y no está escrito con lenguaje sms pero sí malinterpreta la postura que defiendo y la ironiza. De todos modos, aquí está.
    Saludos
    Gloria

  40. Persona ¿chico o chica? dice:

    “No somos todas personas con independencia de nuestro sexo, lo que nos hace ser lo que somos es justamente nuestro sexo.”
    ¿A si?
    ¿Te gustaría saber mi sexo para poder valorar mi opinion?
    Ese comentario es equivalente a:
    “No somos todas personas con independencia de nuestro color, lo que nos hace ser lo que somos es justamente nuestro color de piel.”
    o…
    “No somos todas personas con independencia de nuestra razón social, lo que nos hace ser lo que somos es justamente nuestra razón social.”

  41. Otra María dice:

    Ahí va una propuesta divertida, pero cómoda, razonable, con fundamento histórico… para el genérico: http://www.iniciativafeminista.com/feminis/?p=2511.

  42. Gloria dice:

    Gracias por el enlace, Otra María!!!!! y por venir a revolver por acá 🙂

  43. Otra María dice:

    De todos modos, el lenguaje evoluciona con los usos sociales, usémoslo a nuestra conveniencia, como mejor nos sirva, y nos permita entendernos, y expresarnos. Evidentemente pasarse desdoblando puede ser una pesadez, pero desdoblar visibiliza a todo el mundo; el uso de barras sirve para formularios oficiales; a veces será mejor usar el género correspondiente al sexo más representado en lo que quiera que sea de lo que se habla, o usar el genérico -masculino las más de las veces- pero aclarando que engloba a todes, y no ocultando algunas, crudas, realidades. No os constriñáis innecesariamente, amigues.

  44. Silvia dice:

    Muy buen post y comentarios, enhorabuena a todos y todas. Soy defensora del uso no discriminatorio del lenguaje, ya sea sexista, social, étnico, etc. Creo que el uso de la lengua nos define y no al revés, por lo tanto deberíamos hacer un enfuerzo para consensuar un uso común, no discriminatorio empezando por un cambio social estructural, un buen comienzo podría ser a nivel educativo, pero no solo en cuestiones lingüísticas. Me suena muy mal el comentario ridiculizante de algunas posturas que se pueden leer aquí, pero espero que poco a poco se deje de sentir miedo, porque la ridiculización es lo que refleja, miedo. No creo que nadie deba sentirse atacado por este debate, al contrario, se trata de incluirnos y de ir abandonado la sumisión impuesta a las mujeres históricamente.
    Un saludo.

  45. David dice:

    Quiero ponerle un ejemplo de un lenguaje, y quiero que las respueatas sean sinceras, especialmente por parte de la autora del escrito.

    Imaginemos un lenguaje que use el femenino para hablar de usted a alguien, sea mujer, sea hombre. Imaginemos un lenguaje que use el femenino para referirse a ellas, pero también a ellos. Imaginemos un lenguaje en el que el plural se forme con el femenino, indiferentemente de si los objetos son masculinos.

    ¿Cómo definirían a tal lenguaje? ¿Sexista o no? Mojénse, no digan “debería saber más sobre el lenguaje”. Con esos datos, ¿qué piensan de tal hipotético lenguaje?

    Gracias por su tiempo.

  46. Gloria dice:

    David, claro que pienso que si utilizarámos el femenino para referirnos a todas las personas y, por lo tanto, para invisiblizar lo masculino, sería un lenguaje sexista. No entiendo, de todos modos, a qué viene ese hipotético ejemplo…. Vos me querés decir que este planteo es una manía feminista? No entiendo bien…

  47. David dice:

    Gracias por tu respuesta Gloria.

    Pues el hipotético ejemplo no es tal: es el idioma alemán. El ejemplo lo traigo porque nadie llama sexista al alemán; al contrario, allí las feministas se quejan de que el femenino es un “cajón de sastre” que vale para todo, mientras que el masculino es más exclusivo.

    ¿Quiere decir que las demandas de las que hablan sean más o menos justas? Para nada, cada cual tiene su opinión y, mientras sea respetuosa, no hay problema. Pero se cometen a mi parecer varios errores: se habla de que el lenguaje es machista porque la sociedad lo es, pero idiomas como el alemán (y muchos otros) muestran que la sociedad es machista pero el lenguaje puede no serlo. El machismo está en su uso, no en sí mismo. Yo soy TOTALMENTE feminista, y muy activo en la lucha, pero se me califica de machista cuando opino sobre el tema del lenguaje que comentas con el que no concuerdo.

    Pero lo que sí me gusta es la coherencia. Por eso, me gustaría leer que toda persona que considera al castellano machista, sea igualmente crítica con el alemán hembrista. Yo no considero a ninguno de los dos idiomas sexista, pero si se tiene tal opinión, hay que ser crítico y crítica con ambas. Este último párrafo no va por nadie ne particular, por supuesto, es una mera reflexión.

  48. Mudarra González dice:

    Consideraciones (a un público imaginario):
    1.- Sexo, es biología. Género, es lingüística. Pueden mezclar ciencias, si lo desean, pero no creo que salga nada útil.
    2.- Una vez que se hayan puesto de acuerdo acerca de qué es lo que hay que hacer, ¿creen que sería necesaria una ley al respecto?. Es posible que haya hablantes a los que sea necesario meter en vereda.
    3.- Las lenguas suelen evolucionar de forma mucho más anárquica e incontrolable que sus hablantes. Si pretenden algún cambio, quizás fuera conveniente empezar por los hablantes. Suelen ser más manipulables. Ahora bien, por eso mismo, tendrán bastante competencia.
    4.- A finales de los 80 conocí a un dirigente sindical de segunda fila que ya entonces usaba, no el “compañeros y compañeras”, sino al revés, cuando quería quedar bien con féminas izquierdistas. Después intentaba ligar con las trabajadoras del bingo. Montones de concejalillos puteros, cocainómanos y fascistas asumen encantados las nuevas variantes lingüísticas sin necesidad de ser evangelizados al respecto. Les auguro pocos éxitos en su cruzada, pero si los tienen, desconfíen.

  49. androcentrismo dice:

    Hola a todas.
    A todas la personas que estáis aquí.
    En mi opinión el problema más que el que se use o no el masculino genérico, es que se utiliza el punto de vista masculino. Quiero decir, que se habla desde la visión de los varones y así se dice por ejemplo, “los refugiados han huido de sus casas”, y yo entiendo que ese refugiados incluye a ellos y a ellas, pero a continuación añade que los refugiados huyen llevando a sus mujeres y a sus hijos. Ah. Entonces los refugiados eran sólo ellos. O se dicen cosas como estas utilizando el masculino genérico. “En la protesta intervinieron los arquitectos, los aparejadores, las secretarias y las señoras de la limpieza”. Si lo pactado y lo inclusivo es que se use el masculino genérico no me parece mal, pero por favor, que se use todo el tiempo y se diga arquitectos, aparejadores, secretarios y señores de la limpieza. Tal vez resulte que quienes llevan los asuntos de secretaría y de limpieza sean mujeres, todas sin excepción, puede ser, y puede ser que los arquitectos y aparejadores sean hombres y mujeres. Pero como la frase no está en realidad en masculino genérico me hace pensar que los arquitectos y aparejadores son todos varones y las secretarias y señoras de la limpieza todas mujeres.
    El masculino genérico me parece un cuento, en realidad no se emplea, lo que se usa es, como dije al principio, un punto de vista masculino. Y ese es en mi opinión el verdadero problema.

Revolver acá


Debido al spam, los mensajes deberán ser aprobados por la administradora de este blog.
Los comentarios fuera de tema, con insultos, con horrores de ortografía, o con lenguaje estilo sms no serán admitidos. Gracias.

 


.
El contenido de este sitio est bajo licencia Creative Commons License - patrocina -
Original Template and WordPress Theme by Karen Blundell (aka arwen54) - Modificado por Marcelo Aurelio