HARRIET TUBMAN

mayo 4th, 2007

harriet1.jpg

Harriet Tubman nació en 1820 o 1821 (no se sabe con exactitud) en una plantación en Bucktown, Maryland, en una familia de esclavos. Sus padres eran Benjamin Ross y Harriet Greene Ross, un matrimonio que tuvo once hijos.

Le pusieron de nombre Araminta, y cuando era pequeña la llamaban por el diminutivo “Minty”. A los once años dejó de usar el nombre de Araminta y decidió a usar el mismo que su madre, Harriet.

Cuando tenía cinco años comenzó a trabajar en el servicio doméstico. Tenía 7 años cuando la sorprendieron comiendo azúcar, un privilegio reservado exclusivamente para los blancos. Bajo la amenaza del látigo, la niña se fugó. El hambre la obligó a regresar a la casa de su señora, donde sufrió una serie de latigazos brutales a manos de su amo. Sin duda, la experiencia de la violencia le dio una lección contundente, pero no precisamente la que la clase esclavista pretendía impartir. Ellos querían inculcar la semilla del terror a la niña para que jamás pensara en escaparse de nuevo. Pero parece que, al contrario, ella aprendió otra lección: al darse a la fuga no habría camino de vuelta.

Con diez años empezó a trabajar en el campo, en las plantaciones de algodón, un trabajo muy duro y con jornadas de trabajo interminables. Fue por entonces cuando oyó hablar por primera vez de algo llamado el “Ferrocarril Subterráneo”. Era habitual que entre los esclavos circularan historias, reales o inventadas, de otros esclavos que habían conseguido huir y alcanzar la libertad.

En 1844 la casaron con John Tubman, un hombre negro “libre”, quien era libre sólo en nombre, libre bajo la ley, pero no en su manera de pensar. Cuando ella hablaba de la libertad, le gritó que dejara de hacer eso. La amenazó: “Si te escapas, yo te acuso con el amo. Te acuso ahora mismo”. Mientras miraba a su esposo, surgió en ella un sentimiento de incredulidad. Respondió: “No, no quieres decir eso”. Pero en lo más profundo de su ser, se dio cuenta de que eso fue precisamente lo que quiso decir. Y lo confirmó: en una oscura noche del verano de 1849, ella decidió escaparse de forma definitiva, guiándose unicamente por la Estrella Polar. Ella hubiera querido llevarse a su marido e hijos con ella pero John Tubman no quiso, así que Harriet escapó sola.
Era una decisión muy peligrosa, pues los blancos esclavistas ponían todos los medios para recuperar lo que consideraban de “su propiedad”, desde patrullas armadas a caballo, a perros de presa, letreros que anunciaban recompensas por capturar a los fugitivos, etc.

Siguiendo en ocasiones la ruta del ferrocarril, logró llegar a la llamada línea Mason-Dixon, que dividía a los Estados de Virginia y Pennsylvania, o lo que es lo mismo, el Sur esclavista y el Norte abolicionista.
Cuando llegó al supuestamente “libre” estado de Pensilvania, se dijo a sí misma: “He cruzado la línea. Soy ‘libre’. Pero no hubo quien me recibiera en esta tierra de libertad. Era extranjera en tierra extraña. A final de cuentas, mi hogar estaba en el estado sureño de Maryland porque mi papá, mi mamá, mis hermanos, mis hermanas y mis amigos se encontraban allí. Pero yo era libre. Y ellos deberían ser libres. Yo haría un hogar para ellos en el Norte y los llevaría allí”.

busto.jpg

Harriet llegó a Filadelfia, allí encontró trabajo, y rehizo su vida. Sin embargo para ella eso no era suficiente, ya que sabía que millones de personas de su misma raza seguían esclavizados en el Sur. Por eso Harriet entró en contacto con el pujante movimiento abolicionista, y se dedicó a partir de ese momento a luchar de forma incansable por la libertad de los esclavos que aun permanecían en el Sur, aunque para ello tuviera que arriesgar muchas veces su vida.

vieja.jpg

Ferrocarril Subterráneo

El nombre de Harriet Tubman ira siempre ligado al Ferrocarril Subterráneo. Pronto Harriet supo que no era ni un “ferrocarril” ni un “subterráneo”. El Ferrocarril Subterráneo (en inglés Underground Railroad) fue una red clandestina organizada en el siglo XIX en Estados Unidos para ayudar a los esclavos afroamericanos que se escapaban de las plantaciones (los llamados cimarrones).

Esta red estaba formada tanto por afroamericanos que habían sido esclavos como por activistas blancos simpatizantes del movimiento abolicionista.

El nombre de Ferrocarril Subterráneo viene por el hecho de que sus miembros utilizaban términos ferroviarios de modo metafórico para referirse a sus actividades.

Por ejemplo, los “conductores” o “maquinistas” eran quienes ayudaban a los negros fugitivos en los propios estados esclavistas de Sur. Otros activistas establecían “estaciones” del ferrocarril, es decir, lugares (normalmente casas particulares) a donde los fugitivos llegaban y podían esconderse, comer, descansar, recibir asistencia medica, e información sobre la siguiente etapa del viaje. Los esclavos fugitivos eran los “pasajeros”. Las rutas de escape se llamaban “carriles”. La jefatura era la “Estación Central”, y los estados del norte eran el “destino”.

Los miembros de Ferrocarril Subterráneo operaban en la clandestinidad y normalmente solo se conocían entre sí por sus seudónimos, para no comprometer su seguridad. Tambien hacían jurar a los “pasajeros” que guardarían el secreto. Los rutas que seguían los fugitivos estaban llenas de señales que sólo los fugitivos conocían, pues el ingenio era necesario en un territorio tan hostil. Afuera de las “estaciones” existían unas esculturas de hierro representando a esclavos con una linterna en la mano, y si ésta estaba encendida, podían llegar a tocar, y recibir alojamiento, pero si estaba apagada era peligroso detenerse. El trayecto se hacía atravesando pantanos, ríos y bosques, viajando de noche y escondiéndose por el día. Este camino agotador, que a veces era de miles de kilómetros, lo hacían familias enteras incluyendo a los niños

El Ferrocarril Subterráneo buscaba a sus colaboradores dentro del movimiento abolicionista, del que era parte, y así iba extendiendo sus actividades siempre al margen de la ley.

a-la-derecha.jpg

En esta foto, Harriet es la mujer que está a la derecha.


Harriet Tubman es sin duda la “conductora” más popular en la historia del Ferrocarril Subterráneo, y en su labor regresó hasta 19 veces al Sur para ayudar a escapar a cientos de esclavos. Los blancos esclavistas llegaron a ofrecer una recompensa de 40.000 dolares por capturarla viva o muerta, una cifra enorme para la época, pero pese a todo ella prosiguió su labor.

Harriet era conocida por el sobrenombre de “Moises”, ya que igual que el profeta bíblico había conducido al pueblo judío desde la esclavitud en Egipto hacia la tierra prometida, ella conducía a los esclavos hacía la libertad. Durante el resto de su vida presumió de que “nunca había perdido ni un solo pasajero”

libro.jpg


Normalmente la libertad definitiva para los esclavos fugitivos solo se encontraba en Canadá, ya que en la llamada “Ley del esclavo fugitivo” aprobada por el gobierno federal, se ordenaba a los ciudadanos blancos y a las autoridades locales capturar y devolver a los esclavos fugados, aun en los estados del Norte donde se había abolido la esclavitud.

Harriet Tubman era una mujer pequeña, de rostro ancho y llevaba un pañuelo en la cabeza, quien desarrolló una extraordinaria resistencia física y fuerza muscular, así como una gran fortaleza mental. Se calcula que fueron entre 300 y 500 personas, incluida su propia familia, a los que logró llevar a la Tierra de Canaan, como se le llamaba a Canadá. En 1857 Harriet trasladó a sus padres desde St. Catherines, en Ontario, Canadá, donde los había llevado primero, a Auburn, Nueva York, donde pudo comprar una casa, y allí podieron llevar una vida normal.

Durante la Guerra Civil (1861-1865) Harriet Tubman colaboró con el ejército de la Unión, haciendo de enfermera, y también guiando a patrullas de soldados en varias incursiones a lo largo del río Comcahee, en Carolina del Sur. Precisamente en este tiempo ella conoció a un soldado llamado Nelson Davis, y se enamoraron, y se casaron en 1869.

Durante el tiempo del Ferrocarril Subterráneo (hasta la Guerra Civil) fueron miles los que lograron llegar a los estados norteños y Canadá, pero hubo otros destinos y entre éstos estaba el norte de México, y de hecho en Coahuila existe actualmente un pueblo con descendientes de esos antiguos esclavos.

harriet-anciana.jpg
Esta es Harriet Tubman ya anciana, en fotos tomadas poco antes de su fallecimiento en 1913.

Podemos imaginarnos el momento en que una caravana llegaba al fin de esa larga y peligrosa jornada, cuando entonaban todos juntos el spiritual “Swing low, sweet chariot”, la canción que a Harriet Tubman más le gustaba. Miles de personas la entonaron el 10 de marzo de 1913, cuando esta excepcional mujer falleció en su casa de Auburn, Nueva York, con una sonrisa dibujada en el rostro, recordando a los cientos que salvó de la esclavitud, ninguno de los cuales fue atrapado.

tubmangrave_auburn.jpg

El hogar de Harriet Tubman en Auburn, Nueva York, es hoy una casa museo dedicada a su memoria y que se puede visitar. En realidad la casa no es la misma ya que fue demolida en 1944, sino una restaurada en el mismo lugar y donde hay objetos que ella utilizó. Cada año se hacen celebraciones especiales conmemorando su aniversario.

auburn-ny.jpg

casa_museo_actual.jpg

Hay muchos monumentos dedicados a ella en varias ciudades de EE.UU.

facultad-brenau.jpg

monumento2.jpg

Estas son fotos de monumentos a Harriet Tubman. El segundo se encuentra en Boston.

Escribo este post conmocionada por la historia de esta mujer… Espero que a ustedes también les emocione.

(Gracias, Xavi, por hacerme conocer a esta mujer increíble.)

Fuentes: Mujeres Riot

Un trabajo de Mumia Abu-Jamal

Si leen inglés, les dejo una página dedicada a ella.

Hay (22)que revolvieron “HARRIET TUBMAN”

  1. karina dice:

    Amiga siempre sorprendiéndonos con historias tan interesantes…es un placer!!! un abrazo.

  2. mrm dice:

    Una historia increible! qué bueno poder conocerla, personas como Harriet son de admirar.

    De tanto en tanto miro tu blog, y de nuevo te felicito, me parece muy interesante.

  3. shichimi dice:

    ¡Qué de mujeres importantes nos son desconocidas!
    Gracias por darnosla a conocer.
    Chau

  4. isabelbarcelo dice:

    Una historia preciosa de un corazón dispuesto a todo por lograr la libertad y la de todos. Es una maravilla que rescates a estas mujeres del olvido, una labor como la que haces merece el mayor de los respetos y apoyo.
    En cuanto a Eolo, te he dejado dicho en mi blog que volverá a salir en la historia. Sólo pongo ahora los enlaces de los personajes que salen en cada post, para evitar una lista tan larguísima (más de 60 enlaces) Besos y hasta pronto.

  5. mariana dice:

    gracias!!! la historia me encanto y me alegro que te gustara la foto de la mariquita y el ratón.

  6. Montse dice:

    Como siempre, gracias por presentarme a una nueva mujer. Harriet es todo un personaje.

  7. Sergio dice:

    Entre a tu blog y me ha encntado la información que en ella manejas, te felicito y dejo tu blog en mis favoritos, a diario te vere.

    Me dedico a la historia y no conocia la de esta gran mujer, gracias por compartir

    Saludos

  8. Omar dice:

    Excelente. Es una historia muy inspiradora. Gracias por compartirla.

  9. Gloria dice:

    Amig@s, me alegra muchísimo que les haya gustado esta historia. Gracias.

  10. Mariela dice:

    Gracias por este articulo la vida de esta valiente mujer es un gran ejemplo para todos y demostro que en la union esta la fuerza ya que fue su extraordinaria valentia y la colaboracion de aquellos que estaban en contra de la esclavitud lo que hizo posible que el ferrocarril subterraneo fuera un exito

  11. Alejandra dice:

    Gloria!!! siempre tan creativa… ¡que historia para rodar y socializar!!! me encantó, como todo tu blog.

  12. Gloria dice:

    Gracias, Mariela y Alejandra, me alegra mucho saber que interesan las cosas que cuento…

  13. Ydalia dice:

    Solo te felicito por haber dedicado tiempo e interés en difundir la excepcional vida de esta mujer. Más aún si tomamos en cuenta que a estos personajes casi nunca se les reconocen sus cualidades en razón de la “peligrosa influencia” que pueden tener sobre las minorías.

    Gracias por ayudarme a tener más información de este ser humano, que nos enseña mucho sobre del valor de la libertad.

  14. Gloria dice:

    Ydalia, de nada. Esa es una de las ideas de este blog. Hacer visible a las mujeres invisibles de la historia. Abrazo

  15. carolina dice:

    me encantó la historia y me sirvió para un trabajo
    mi flog:www.fotolog.com/caroli_gitik

  16. Gloria dice:

    Qué bueno, carolina, me alegro!

  17. Elisabet Teruel dice:

    Me gusto mucho lo que hablas sobre Moises. Busco su biografia en español. Si sabes de algo, avìsame.

  18. EMILIO VERA ATIENZAR dice:

    ¡Sorprendente!, ha sido de casualida, soy publicista y estaba buscando en unos libros de fotos antiguas una imagen para un trabajo .y de pronto ¡zas! veo una foto de esta señora y me impresiono muchisimo, me puse a ver los creditos de la foto y venia su nombre , acto seguido tire de google y he leido su historia, ¡que fortaleza personal y humana!.
    Cuanta gente habra en el la historia que no se conocen y realizaron una labor tan humana. ¡Un gran ser humano, de los que hacen falta todavia hoy en la actualidad y mucho me temo que en el futuro!
    Un gran beso a su memoria.

  19. mariitavera dice:

    GRACIAS POR ALAGARNOS CON ESA HISTORIA TAN INTERESANTE GRACIAS POR SACAR AL CONOCIMIENTO DE LAS MUJERES QUE HAN TENIDO MUCHO QUE VER CON LA VERDADERA LUCHA POR TAN PRECIADO VALOR, COMO ES LA LIBERTAD DE LOS SERES HUMANOS; POR ESTA VALEROSA MUJER . CRACIAS POR MATAR NUESTRA IGNORANCIA AL DARNOS A CONOCER SU HISTORIA. . DE LA EXISTENCIA DE SERES CON UN VALOR TAN GRANDE Y CON LA FUERZA DE VOLUNTAD DE HARRIET TUBMAM PARA AYUDAR A SUS SEMEJANTES ES DIGNA DE ADMIRACION Y RESPETO UN GRAN HONOR A SU MEMORIA ? ? ? (:. TAMBIEN QUICIRA PERDIRTE QUE SACARAS LA HISTORIA DE OTRA VALEROSA MUJER COMO FUE SOJOURNER TRUTH. EN ESPAÑOL GRACIAS UNA VEZ MAS POR COMPARTIR..?

  20. mariitavera dice:

    Gracias por darnos a conocer una historia tan bonita e interesante es un verdadero honor saber que existieron mujers tan valerosa Harriet Tubmam se que como ella hay muchas mas me gustaria que nos hablaras de Sojourner Truth tambien es una linda historia felicidades < y GRACIAS POR COMPARTIR ?

  21. Gloria dice:

    Gracias a todxs por comentar!!!

  22. Jose guzman dice:

    Mi amiga fabulosa historia porfa me gustaria saber cual o quien fue el creador del busto de bonce de harriet gracias y saludos

Revolver acá


Debido al spam, los mensajes deberán ser aprobados por la administradora de este blog.
Los comentarios fuera de tema, con insultos, con horrores de ortografía, o con lenguaje estilo sms no serán admitidos. Gracias.

 


.
El contenido de este sitio est bajo licencia Creative Commons License - patrocina -
Original Template and WordPress Theme by Karen Blundell (aka arwen54) - Modificado por Marcelo Aurelio