TREMENTINAIRES

octubre 1st, 2007

trementinaires2.jpg

No hace muchos años, algunas curanderas de la comarca de el Alt Urgell, (una zona de montaña de Catalunya) recorrían a pie decenas de kilómetros para llevar a las masías de los alrededores hierbas y productos curativos.

El oficio de trementinaire ya es historia, aunque no esté escrita. Y es que esas mujeres no dejaron nunca ningún testimonio escrito que demostrara que este oficio existió realmente. Todo lo que sabemos de ellas y su trabajo nos ha llegado por transmisión oral, a través del recuerdo de la gente de la zona, sobre todo hijas y nietas de trementinaires, y de la gente de fuera del valle que las veía pasar o que las alojaba en su casa.

Por eso me interesa recuperarlas y difundir desde mi blog el viejo oficio femenino de trementinaire, un ejercicio de sabiduría fruto de la tradición popular.

La presión demográfica de mediados del siglo XIX provocó el éxodo estacional de muchos hombres y mujeres de estos valles hacia zonas más ricas. Y fue en este marco de desmembración social que muchas mujeres del valle se dedicaron a extraer de esta tierra áspera y poco agradecida un medio para sobrevivir. Caminando y cargadas de hierbas y aceites, irían “curando y curando todos los males” por tierras catalanas. De modo que parece que fue a mediados del siglo XIX cuando se iniciaron los primeros viajes de las trementinaires; de hecho, la memoria colectiva no tiene constancia de la existencia de esta ocupación antes del 1875.

El conocimiento de las plantas, sus virtudes medicinales y los procesos de elaboración de remedios ancestrales adquiridos por transmisión oral, fueron, entre otros, los factores que las motivaron a ejercer este nuevo oficio.

Este oficio absorbió a la mayor parte de la población femenina del valle durante más de cien años.

Marchaban una o dos veces al año y podían estar fuera desde unos pocos días hasta cuatro meses. La mayoría de las trementinaires seguían siempre la misma ruta, puesto que la gente de la mayor parte de las masías donde iban eran sus clientes años tras año. No acostumbraban a entrar a las grandes ciudades ni frecuentaban los mercados por vender sus remedios puesto que utilizaban una relación más personal y directa con la gente.

trementinaires3.jpg

De todos los remedios que comercializaban las trementinaires, el producto más solicitado era sin duda la trementina, por este motivo fuera del valle la gente bautizó a las vendedoras ambulantes con el nombre de trementinaires. (Podríamos traducirlo como “trementineras”, aunque al ser un oficio que sólo se desarrollo en Catalunya no hay traducción oficial conocida.)

El proceso original de elaboración de la trementina empieza con la extracción de la resina del pino rojo. Ésta, una vez purificada, está lista por utilizar. Su aspecto, cuando es fría, es sólido, cristalino y oscuro. La composición que se conoce, es la de una trementina reelaborada a partir de las materias primas compradas en las droguerías -pega griega- y en las farmacias -esencia de trementina.

Cada trementinaire fabricaba así su propia trementina, y se podían encontrar de diferentes texturas, colores y fluideces. El uso más frecuente que se da a la trementina es en forma de parche para aplicar sobre la zona afectada. Los parches de trementina eran muy utilizados contra el dolor, los golpes y los esguinces.También era útil para curar las picaduras de araña y de víboras, para curar las úlceras y infecciones importantes y contra los resfríos.

Pese a que muchas de estas mujeres eran analfabetas, las trementinaires tenían en la cabeza todos los conocimientos necesarios. Emília Llorens, una de los pocos testigos que todavía viven, acompañó en los viajes, desde los siete hasta los dieciséis años, a Maria Majoral, su abuela. Emília recuerda que su abuela siempre sabía qué recomendar en cada caso.

imatges_tremg.jpg

Uno de los aspectos que más sorprende de este oficio es su componente nómade. Las trementinaires recorrían a pie amplios territorios desde el valle de Lavansa hasta las tierras planas del interior y el litoral para vender sus remedios. En algunos casos llegaron hasta la misma franja costera, y hay testimonios que dan cuenta que habían vendido hierbas en la Feria de Sant Ponç de Barcelona.

El último viaje lo hizo Sofía d’Ossera, en el año 1982.

ALGUNOS REMEDIOS DE LAS TREMENTINAIRES:

ACEITE DE ABETO. para curar enfermedades pulmonares, de los riñones, la uretra y las llagas de estómago. Es diurético.

PEGA NEGRA. Pasta resinosa utilizada por inmovilizar manos y pies del ganado en caso de dislocación.

ACEITE DE ENEBRINA: Remedio para eliminar los parásitos de la barriga, tanto de las personas como del ganado.

ACEITE DEL TIFUS. Aceite compuesto por gran cantidad de ingredientes, muy utilizado durante los diferentes brotes de la epidemia del tifus.

OREJA DE OSO. Su agua es buena tanto por las hemorroides como para curar la tos más rebelde y el resfrío.

CORONA DE REY. Es una hierba abortiva, utilizada tanto en las mujeres como en el ganado.

TÉ DE ROCA. Es una infusión estomacal y ligeramente purgante.

SALSUFRAGIO. Su infusión la recomendaban para las piedras en los riñones.

ESCABIOSA. Se toma para depurar la sangre y cuando se tiene sarampión; es sudorífera.

SÁLVIA. Cura todas las enfermedades, clarifica la sangre.

HISÓPO. Dos cucharadas de flor de hisopo “vuelven la madre a puesto y la hija a lugar”.

TABACO NEGRO. Las trementinaires elaboraban este remedio que curaba el “garrotillo” -diftèria- y el tifus.

SERPILDÓ. Es una infusión digestiva y buena por cuando se tiene la “tos ferina”.

 

FIESTA DE LAS TREMENTINAIRES


festa-trement.jpg

Cada año, el último fin de semana de mayo, se realiza en la población de Tuixent la “Fiesta de las trementinaires”. Espero poder ir el año que viene.

Fuentes: aquí y aquí

Hay (15)que revolvieron “TREMENTINAIRES”

  1. cristina dice:

    nunca oi hablar de ellas, que interesantisima información!!
    Muy loable por ellas y su esfuerzo en llegar a las gentes que lo necesitaban,
    muchas gràcias por compartir esta historia,

    saludos,

    cristina

  2. isabel barcelo dice:

    Es una lástima que se pierdan oficios y sabiduría como éstas, aunque la sociedad ha cambiado tanto que parecería imposible hoy vivir de este singular oficio. Me alegra que se celebre una fiesta anual, como recuerdo y agradecimiento a aquellas mujeres del pasado y como una forma de conservación, aunque sea a título de hobby, de esa tradición. Besitos, gloria.

  3. mrm dice:

    muy interesante el artículo (como todos los del blog), hace tiempo que oí hablar de las trementinaires y me pareció muy interesante y curioso su trabajo. Y más aún si pensamos en el contexto de la época… me parece un oficio muy admirable.

    No sabía que celebran una fiesta anual, lo que si que conocía es que en el mismo pueblo, Tuixén, hay un museo dedicado a ellas.

    saludos!!

  4. Karina dice:

    Yo estuve el año pasado en la fiesta de las Trementinaires en Tuixén y allí fue cuando me enteré de su existencia. Les recomiendo que vayan a la fiesta que es muy interesante, se hacen hogueras donde se queman diferentes hierbas en su honor. Se los recomiendo para nunca olvidarnos de que existieron.

  5. Gloria dice:

    Gracias a todas por los comentarios, me alegro que les haya gustado este post. Para mí también fue un descubrimiento y ojalá pueda ir a la fiesta el próximo año.

  6. joana dice:

    Vaig estar al Museu i al Jardi Botanic.A mi les plantes medicinals sempre m’han interesat. Sorpren els recorreguts d’aquestes dones, a peu per camins de muntanyes i valls.Pensar de Tuixen a la costa amb calçat tan precari a mes a mes…..vol dir dones molt fortes i molt emprenedores, valentes i d’una sabiesa arrelada a la seva terra, admirable.
    A Sarria de Ter el-laborem la Ratafia, tambè a base d’herbes remeieres,part de la nostre cultura de poble.

  7. Gloria dice:

    Hola Joana, benvinguda al meu Calaix Remenat 😉

    Encara em dec la visita al Museu… ja tocarà.

    Una abraçada

  8. Carlos dice:

    Hoy vi en la TV2 en canarias el vídeo o el documento televisivo donde se hablaba de estas mujeres, ¡que belleza!
    antes de morir quisiera poder llegar hasta esos lugares tan enigmáticos donde vivieron esas prodigiosas mujeres ¡Que encanto!
    Bello

  9. Gloria dice:

    Es muy interesante conocer estas historias, no Carlos? Gracias por tu comentario!

  10. Susana dice:

    Hoy he visto el reportaje sobre ellas y el museo en el canal 24 horas, ha gustado desdecel primer momento, no conocía la historia. Ojalá pueda ir por ahí en vacaciones. Un abrazo

  11. jessica dice:

    buenas tardes necesito contactar con la trementina del valle de ossa del vall d´urgel, para comprarle sus productos. espero su respuesta cuanto antes.

  12. Gloria dice:

    Hola Jessica si leés con atención mi post verás que yo no tengo nada que ver con lo que pedís. Tal vez siguiendo los enlaces que puse, llegas a contactar con alguna de ellas. Te sugiero que mires el documental Memoria de trementina, lo podés ver en la última entrada de mi blog. Un abrazo!

  13. INOPICAZO dice:

    quiero, hacer una ruta desde touxen, hasta blanes, por gr, pr, y caminos ramaders,para sentir el aroma,de las hierbas, y hacer un homenaje,a las mujeres valientes, que recorrian toda cataluña, con sus unguentos. ino picazo

  14. Pere Morey dice:

    Si voleu conèixer la història de la primera de les trementinaires i les seves aventures i desventures durant la croada contra es càtars, podeu llegir “La metgessa càtara”, que vaig escriure consultant forà llibres sobre medicina natural.

  15. jordi dice:

    Ya hemos echo una parte de la ruta de Trementinanaire,Tuixent hasta Sant Qirze Besora,queremos llegar hasta Blanes,con mi amigo Ino este verano.Las tima que se allá perdido ese oficio de las. Trementinaires.

Revolver acá


Debido al spam, los mensajes deberán ser aprobados por la administradora de este blog.
Los comentarios fuera de tema, con insultos, con horrores de ortografía, o con lenguaje estilo sms no serán admitidos. Gracias.

 


.
El contenido de este sitio est bajo licencia Creative Commons License - patrocina -
Original Template and WordPress Theme by Karen Blundell (aka arwen54) - Modificado por Marcelo Aurelio