CAZA DE BRUJAS

septiembre 27th, 2005

Los primeros juicios de brujería comenzaron en el siglo XIII y continuaron hasta el siglo XIX.
En el transcurso de los años perdieron la vida cientos de miles de personas, por no decir millones (mujeres en su inmensa mayoría), a manos de sus inquisidores o reformadores. En Suiza fueron destruidos pueblos enteros; en sólo dos de ellos se quemó a 7000 mujeres; en Estrasburgo fueron ejecutadas 5000 personas en un reinado del terror que duró veinte años; en Ginebra murieron 500 “brujas” en la hoguera en tan sólo tres meses y en Toulouse 400 en un sólo día.

Las mujeres sabias del pasado, sibilas o profetisas, eran torturadas y asesinadas por considerárselas seres de la oscuridad.

UN MUNDO PEQUEÑO

septiembre 25th, 2005

Seguramente todas y todos hemos dicho “¡qué pequeño es el mundo!” mil veces en nuestra vida, en general ante esas enormes causalidades que nos suceden de repente. Pero, ¿son causalidades, así, sin más?

Hace muchos años, en una película que ahora no recuerdo, escuché hablar por primera vez de lo que ahora sé que se llama “la Teoría de los Seis Grados de Separación”. ¿Escucharon hablar de esto alguna vez? Es genial, miren:

La teoría de los Seis Grados de Separación afirma algo muy simple: cualquier persona del planeta está conectada con cualquier otra, a través de una cadena de conocidos con no más de cinco eslabones o puntos de unión. Sólo seis niveles nos separan de cualquier persona del planeta. Seis pasos. Seis grados.

Parece increíble, no? Pero la ciencia poco a poco lo ha ido estudiando y fundamentando.
Como el tema me interesa, busqué un poco de información que quiero compartir con ustedes:

La propuesta inicial de esta idea fue hecha en 1929 por el húngaro Frigyes Karinthy, en un relato llamado Chains, (cadenas).

En la década de los 50, investigadores del MIT e IBM trataron de demostrar esta teoría de forma matemática (es decir, dado un grupo de N personas, ¿cuál es la probabilidad de que cada miembro de N esté conectado a otro miembro a través de 1, 2,3 … n enlaces). 20 años después, el problema seguía sin soluciones competas o satisfactorias.

En 1967, el sociólogo Stanley Milgram desarrolló un experimento (el fenómeno del small-world, el mundo pequeño) con el fin de probar la teoría. Los resultados (publicados en revistas y en bibliografía científica y psicológica) inspiraron la frase de seis grados de separación, y John Guare, escritor de teatro, popularizó el término con su obra de 1990.

En el 2001, Duncan J. Watts, de la Universidad de Columbia, continuó el experimento de Milgram, usando Internet, y tras pruebas numerosas (casi 50,000 personas enviando de 157 países participaron de él) se encontró que el número de pasos promedio era… seis. La aplicación de los seis grados es ahora un tema aplicado a cuestiones computacionales, comunicación, circuitos, etc.

Les recomiendo un lindo articulito sobre esto en
http://www.educared.org.ar/tamtam/archivos/2005/08/17/seis_grados_de_separacion.htm

Fuentes que consulté:
http://www.cinenganos.com/varios/SeisGrados.php
http://www.terra.es/tecnologia/articulo/html/tec10986.htm

EL BESO

septiembre 25th, 2005

El beso - Gustav Klimt

La obra más famosa de Gustav Klimt. La pintó entre 1907 y 1908 y fue exhibida por primera vez en la Exposición de Arte de 1908 junto a Las Tres Edades de la Mujer (otra obra impresionante). Se exhibe actualmente en la Österreichische Galerie Wien.

Un detalle: solemos tener en nuestro imaginario los cuadros todos de la misma medida, la de los libros de arte, no? Esta obra mide 1,80 x 1,80 metros.

Es uno de mis cuadros favoritos y tuve el privilegio de verlo hace muchos años en Viena. Me quedé sin aliento.

TRÓTULA Y LAS DAMAS DE SALERNO

septiembre 23rd, 2005

Allá por el siglo X, las mujeres practicaban la medicina y la cirujía con gran competencia, pero fueron Trótula y “las damas de Salerno” quienes ayudaron a que se produjera el renacimiento médico que marcó el fin del oscurantismo en Europa. Tanto en la tradición popular como en los círculos médicos, las “damas de Salerno” tenían fama como médicas y estudiosas de la medicina, y entre ellas destacaba Trótula. De hecho, la escuela de Salerno fue considerada la primera universidad de Europa, se sabe que en ella había muchas maestras mujeres y fue el primer centro médico no conectado a la Iglesia.
Las obras de Trótula tocaron temas sobre salud, sexualidad, curaciones, remedios, control de la natalidad y las causas y tratamientos de la infertilidad, del cáncer, las enfermedades de la piel, los ojos y la sordera e hizo los primeros tratados pediátricos de la historia. La ciencia obstétrica de Trótula era tan avanzada, que aún hoy se siguen encontrando elementos novedosos.
Su fama fue tal que sus libros fueron copiados y vueltos a copiar por varios siglos.
Pero… ya en el siglo XII, algunos copistas empezaron a atribuir sus libros a su marido, hasta que su nombre fue definitivamnte sustituido por su forma masculina: Trottus.

Para el siglo XV ya se negaba su existencia y en el XVI el historiador alemán Karl Sudhoff, definitivamente borró de la historia tanto a ella como a las damas de Salerno, arguyendo que como eran comadronas y no médicas no podían haber escrito sobre materias tan complejas como la obstetricia o la cirugía. Según él, de esos temas sólo podían escribir los hombres…

Por suerte para la historia de la medicina y para la historia de las mujeres, hoy Trótula es estudiada en las Universidades.

Para saber más, aquí.

Ilustración: Imagen en uno de los libros de medicina de Trótula: Passionibus Mulierum Curandorum

« Previous Entries   Next Entries »